Afectados por enfermedades hepáticas se unen en una asociación y agradecen a Revilla su apoyo a favor de la prescripción del Sovaldi

"Estamos vivos gracias a la actuación del presidente", han señalado miembros de esta asociación, que consideran a Cantabria una de las comunidades más avanzadas en la atención de estas enfermedades

Santander- 02.06.2018

Afectados por enfermedades hepáticas han constituido una nueva asociación que tiene como objetivo unir su experiencia y subsanar la falta de conocimiento general y sus tratamientos entre los propios afectados y sus familias.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se ha reunido con los miembros fundadores de la asociación, representados por la presidenta de la entidad, Ana María Rumayor; la secretaria, María Paz Seco, y el tesorero, Eduardo Montenegro.

Ellos han informado al presidente autonómico de los fines de la asociación y le han agradecido su trabajo y lucha para que los pacientes por Hepatitis C reciban el tratamiento del medicamento Sovaldi de forma inmediata.

"Estamos vivos gracias a la actuación del presidente", ha subrayado Eduardo Montenegro tras la reunión, y ha recordado las dificultades de acceso a los fármacos y al tratamiento en la anterior legislatura.

En este sentido, han destacado que Cantabria es hoy una de las comunidades más avanzadas en el tratamiento de estos enfermos, una situación que han atribuido al Gobierno de Cantabria, presidido por Miguel Ángel Revilla, y a la atención prestada desde el Hospital Valdecilla y por el jefe del Servicio Digestivo, Javier Crespo, un profesional "referente" en el país, han dicho.

En concreto, han explicado que Cantabria es una de las autonomías que aplica el tratamiento desde el grado cero, al inicio de detectarse la enfermedad, cuando en otras comunidades la administración de los fármacos es en situaciones más avanzadas, en grado 2.

Ahora, han explicado, el próximo paso pasa por profundizar en el cribado de la enfermedad, que es silenciosa y donde es importante la detección precoz para minimizar los daños.

Respecto a la nueva organización, han informado que de forma inicial cuentan con sede en los municipios de Santander y Camargo y han puesto el acento en favor de potenciar las donaciones. "Queremos que los afectados hepáticos y trasplantados se sientan protegidos y vean que hay una esperanza de vida después de sufrir una enfermedad de este tipo", ha concluido la presidenta, Ana María Rumayor.

6272127